FICSAC

Estímulo Desempeño Docente 2018 - Mtro. Pedro Padierna Bartning, presidente del Patronato de la Ibero

Palabras del Mtro. Pedro Padierna 

 

Estimada Comunidad Universitaria:

Me siento muy honrado de estar nuevamente en esta ceremonia donde reconocemos a los mejores profesores prestadores de servicios profesionales docentes y académicos de tiempo completo de la Universidad Iberoamericana.

Uno de los objetivos del Patronato de la IBERO, es apoyar e impulsar aquellas actividades de la Universidad que contribuyan a su desarrollo y promuevan la excelencia académica. La entrega de este Estímulo al Desempeño Docente es precisamente reconocer una actividad sustantiva y fundamental para la Universidad.

En el Patronato de la IBERO, reconocemos a la docencia como esa actividad transformadora que toca la vida de los estudiantes dejando una impronta inmensurable.

Desde la docencia, se ejerce un modelo de enseñanza que no sólo expone a los alumnos al mundo del pensamiento abstracto y complejo; sino que los invita a descubrir la abundancia del conocimiento. Con ello, el docente cimienta las bases para edificar, en el alma y el corazón de sus alumnos, un proyecto de vida.

Es un hecho que la labor docente trae consigo el desafío de formar ciudadanos felices, honestos, responsables, libres y solidarios, capaces de transformar la realidad. Esto no es una tarea sencilla. El mundo y la sociedad actual, cada vez nos obligan a buscar únicamente el beneficio individual, haciendo que olvidemos esa condición humana de ver por el otro y ser siempre generosos y solidarios.

En la actualidad, nuestras formas de socialización están centradas en el uso de las plataformas digitales que, en más de las ocasiones, nos saturan de información; en otras palabras, estamos viviendo una era de vertiginosos cambios en donde la tecnología sobredimensiona y modifica por completo la forma en que vivimos.

Por la razón anterior, ustedes, académicos de la IBERO hoy más que nunca, tienen frente a sí, el reto de innovar en sus metodologías de aprendizaje. Es momento de cambiar la perspectiva y poner el acento en la enseñanza como una experiencia de aprendizaje integral que articule el crecimiento personal con la colaboración solidaria y el ejercicio empático con las personas que nos rodean.

En general los académicos de la IBERO y los aquí galardonados, tienen un valor agregado: la espiritualidad Ignaciana. Y por ello, estoy convencido de que, si bien el trabajo en el salón de clase es un ejercicio complejo en cuanto al uso de tecnologías dentro del aula, también me queda claro que dicha inteligencia artificial debe complementarse, aún más, con factores con los que sólo cuenta el ser humano: creatividad, imaginación, emoción, intuición, innovación, y sobre todo, ética y valores, que tanto nos caracterizan como personas sensibles a la realidad social.

En ese sentido, la educación no puede ni debe pensarse como el logro de lo individual. Al contrario, el modelo de enseñanza jesuítica debe pensarse como una metodología que gane los espacios colectivos de análisis y debate público y ponga al servicio de los demás el conocimiento universal.

Los académicos de excelencia que esta tarde reconocemos por su alto desempeño docente, tienen la misión de embeber en sus estudiantes este acto de transformación.

La sociedad contemporánea demanda mujeres y hombres profesionistas que den a la sociedad lo mejor de sí mismos. Esto quiere decir, que sean seres humanos generosos, solidarios, pacíficos que construyan grandes emporios de bienestar y felicidad, para los suyos y los demás.

En FICSAC nos sentimos particularmente comprometidos con ustedes académicos de la IBERO que hoy reciben este Estímulo al Desempeño Docente, por ofrecer su profesionalismo, su conocimiento y su cariño por impartir una clase. Creemos que son ustedes una pieza clave para fomentar la transformación. Por eso agradecemos su confianza. Pero sobre todo gracias por creer en su Patronato.

Para FICSAC es un verdadero orgullo saber que dentro de los galardonados, se encuentran tres académicos a quienes actualmente les estamos apoyando con sus estudios de doctorado. Esto quiere decir, que nuestro Programa de Excelencia Académica y su Línea de Obtención de Grado sigue siendo una iniciativa exitosa y consonante con los objetivos de la Universidad.

Estimados y distinguidos académicos de la Universidad Iberoamericana, en nombre del Consejo Directivo de FICSAC quiero expresarles mi más amplio reconocimiento por su noble y generosa labor de enseñar. Deseo que continúen trabajando con el mismo ímpetu y entusiasmo que, a la fecha, han demostrado y les pido hagan extensiva esta felicitación a sus familiares que dichosamente los acompañan.

Gracias por hacer de la Universidad Iberoamericana una institución de gran prestigio, una Universidad Transformadora. En su labor docente continuaremos confiando, porque son ustedes quienes transformarán las conciencias de nuestros jóvenes en beneficio de nuestra sociedad.

¡Muchas Felicidades!

 

 

 

Estuvieron presentes en el presídium:

·      Mtro. David Fernández Dávalos, S. J. Rector.

·      C.P. Leopoldo Navarro Flores, Director General Administrativo.

·      Mtro. José Antonio Morfín Rojas, Director de la División de Ciencia, Arte y Tecnología.

·      Mtra. Alma Mireya Polo Velázquez, Directora de la División de Estudios Sociales.

·      Dr. Luis Javier Cuesta Hernández, Director de la División de Humanidades y Comunicación.

·      Mtra. Ana Bertha Pérez Lizaur, Directora de Posgrado.

·      Dra. Mariana Sánchez Saldaña, Directora de Servicios para la Formación Integral.

·      Dr. Juan Eduardo García Hernández, Director de Formación y Acción Social.

 

¡Conviértete en benefactor FICSAC!