100 años de un arquitecto ícono del país

FICSAC

13.jun.19

A un siglo de su natalicio, la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México celebró la vigencia del legado del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez.

Foto: Centro Urbano

 

Pedro Ramírez Vázquez es un arquitecto universal creador de obras representativas, bellas e imponentes en las cuales, puso lo humano al centro.

El Museo Nacional de Antropología, el Estadio Azteca, la Basílica de Guadalupe y el Museo del Templo Mayor, dijo, son espacios “donde existe ese imán que llama a mexicanos a reconocer lo que somos como nación, que está enmarcado de manera impecable, sutil, respetuosa, resaltando lo que ahí debe de suceder por la obra de Ramírez Vázquez”.

El proyecto más preciado del Arq. Pedro Ramírez Vázquez fue el aula rural prefabricada con la que buscó servir al país atendiendo a la niñez.

Pedro Ramírez Vázquez fue un artista que siempre apoyó la educación.

 

 

Premio Tlamatini

Para FICSAC, la cercanía con el Arq. Ramírez Vázquez fue fundamental, pues gracias a su enorme pasión artística, creó la escultura que le dio el nombre al Premio Tlamatini, instituido por el Patronato de la Ibero en 1996.

El Premio Tlamatini significa “el que sabe”, en náhuatl. Con este Premio el Patronato de la IBERO reconoce a las personas que con su voluntad, quehacer y talento han realizado aportaciones importantes a la educación en nuestro país.

El Premio Tlamatini confirma nuestra convicción de que México sólo podrá fincar su desarrollo futuro en una educación que contemple y apoye los avances tecnológicos, y forme hombres y mujeres con sólidos valores morales que tengan aprecio de nuestra historia y cultura.

El Premio es una pieza de cristal de roca tallada a mano por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez que para su realización se inspira en nuestras más antiguas tradiciones. En la obra se lee una poesía náhuatl cuya traducción nos dice:

 

“El sabio verdadero es cuidadoso

y guarda la tradición

suya es la sabiduría transmitida;

él es quien enseña,

sigue la verdad

no deja de amonestar…”

 

 

Las personalidades a quienes FICSAC ha entregado este reconocimiento son:

  • 1996 † Dr. Ernesto Meneses S.J., científico e investigador, fue rector de la Universidad Iberoamericana.

  • 1997 Ing. Adolfo Patrón Luján, expresidente de FICSAC (1978-1983); también recibió la medalla Bene Merenti que le otorgó en 1977 la Ibero por sus aportaciones al desarrollo de la institución.

  • 1998 Dr. Guillermo Soberón Acevedo, médico y filósofo. Su desempeño en el sector salud y de educación de nuestro país ha sido sobresaliente.

  • 1999 Don Lorenzo Servitje Sendra, presidió desde 1963 Grupo Industrial Bimbo S.A. de C.V. y fue miembro del consejo hasta su muerte.

  • 2000 Dr. Manuel Ignacio Pérez Alonso S.J., fue rector de la Ibero (1956-1961); aportó en el campo de la historia de la cultura y al patrimonio de México y América Central.

  • 2001 Don Ángel Losada Gómez, aportó a la educación con su destacada labor empresarial y filantrópica.

  • 2002 Don Antonio Fernández Rodríguez, reconocido por su esencia humanista y por su sencillez.

  • 2003 Mtra. Sylvia Schmelkes, vicerrectora académica de la Universidad Iberoamericana. Socióloga y maestra en Investigación y Desarrollo Educativo por la Universidad Iberoamericana, con estudios de Doctorado en Sociología de la Educación en el Instituto de Educación de la Universidad de Londres. 

  • 2005 Dr. Miguel León Portilla, filósofo e historiador mexicano, principal experto en materia del pensamiento y la literatura náhuatl.

 

 

Fuente: https://heraldodemexico.com.mx/artes/100-anos-de-un-arquitecto-icono-del-pais/

 

Espere un momento...