Hult Prize elige a alumna IBERO entre las mejores directoras de campus

FICSAC

 

 

 

Camila Trousselle Romo, alumna de Relaciones Internacionales, fue elegida como una de las mejores directoras de campus por la Hult Prize Foundation, la cual, en asociación con la ONU, impulsa a estudiantes de licenciatura y posgrado a resolver problemáticas sociales a través de la creación de startups que ofrezcan soluciones innovadoras, sobre todo en temas que estén relacionados con la Agenda 2030.

La consigna de la estudiante fue implementar el challenge Food for good en la Universidad Iberoamericana. Debido a la calidad de las ponencias, el número de equipos participantes y el seguimiento que dio el comité organizador a cada uno de los equipos, fue elegida entre las y los mejores directores de esta competencia.

“Para el equipo de organización de Hult Prize at Ibero y para mí fue un reto gestionar la competencia de manera totalmente virtual debido a la pandemia. Pero esto nos ayudó a llegar a una mayor audiencia dentro de la universidad. Tuvimos estudiantes de todas las carreras interesados en participar y mediante una campaña de redes sociales llevamos a cabo las conferencias, encuentros y la competencia”, dijo Trousselle Romo.

En la IBERO participaron 52 conjuntos. Se realizaron seis ponencias, así como sesiones de asesoría con los equipos y para la competencia, a nivel campus, se contó con la participación de 10 docentes expertos en el emprendimiento social desde distintos ámbitos.

Como resultado, el equipo ganador de esta etapa interuniversitaria fue Itakatl, comida con valor social, una plataforma web que busca resolver el manejo de residuos y desperdicio de alimentos, con lo cual obtuvo su pase directo a la competencia regional.

De acuerdo con la joven, las y los estudiantes, al estar confinados, estuvieron mucho más conscientes de las problemáticas mundiales; por lo cual, la competencia llamó la atención por buscar el emprendimiento social, es decir, crear startups enfocadas en resolver desafíos estructurales como atender la pobreza alimentaria.

“La aceptación de la Comunidad IBERO fue excelente debido al gran capital social con el que contamos constantemente en nuestras materias. Estamos en contacto con las problemáticas sociales que ocurren a nivel mundial y nos cuestionamos sobre qué podemos hacer para cambiar esta realidad”, dijo.

Añadió que Hult Prize trabaja en colaboración con la ONU, promoviendo esta clase de iniciativas de negocios socialmente responsables a nivel universitario, un área de oportunidad para estudiantes universitarios que están inmersos en este tipo de propuestas, que implican formar equipo, estructurar ideas y participar en la competencia internacional.

Para la alumna, el incentivo principal que tiene Hult Prize no sólo es el millón de dólares como capital semilla para los ganadores internacionales, sino toda la experiencia y enriquecimiento tanto profesional como social que aporta el participar en la competencia.

“Cada año, Hult Prize promueve un reto distinto y esto hace que podamos pensar en modelos distintos de negocio, por eso quienes participaron en esta edición podrán seguir haciéndolo el próximo semestre. Estoy muy emocionada de haber dejado esta semillita en mi universidad porque ya hay estudiantes y profesores interesados en llevar la competencia de Hult Prize en la IBERO a un nivel más allá, con cada vez más carreras y materias participando”, añadió.

Valentina González/ICM

Espere un momento...