FICSAC

Pedro Padierna Bartning

Inició su carrera en PepsiCo en el año 1987 como Vicepresidente de Mercadotecnia, y posteriormente como Vicepresidente de Investigación y Desarrollo en Sabritas. Desde entonces ha ostentado diversos cargos, entre ellos la Vicepresidencia Comercial de México, la Vicepresidencia de Ventas Nacionales y la Presidencia de Sabritas México, Centroamérica y el Caribe. Actualmente es Chairman de PepsiCo México.

2017 fue un año productivo y de valioso aprendizaje para FICSAC.  En este informe de actividades, daré cuenta de las acciones y trabajos que desarrollamos de manera conjunta con la Universidad Iberoamericana.

En más de sesenta años de vida de FICSAC, nos mantenemos apegados a nuestros principios y a nuestra misión de generar las iniciativas y procurar los fondos que apoyen a la Universidad Iberoamericana en la consolidación de su prestigio, vinculación con la sociedad, excelencia académica y formativa con un profundo sentido de responsabilidad social.

Al igual que en 1956, año en que nació Fomento de Investigación y Cultura Superior, A. C., hoy en día, continuamos trabajando en armonía y con profesionalismo, y sobre todo, con un fructífero diálogo con las autoridades universitarias con el propósito de acompañar todas las iniciativas que conduzcan a la excelencia académica, al desarrollo de investigación y a la promoción constante del compromiso social.

Nuestro Programa de Excelencia Académica en la Ciudad de México ha sido todo un éxito. Gracias a este programa, hoy, todos los profesores de la Ibero Ciudad de México cuentan con estudios de maestría, y actualmente el programa solo brinda financiamiento para realizar estudios de doctorado. Esto nos ha permitido ampliar nuestros esfuerzos, de tal manera que tomamos la decisión de extenderlo al campus de la Ibero Tijuana, donde la oferta está abierta a los Académicos de Tiempo Completo y a los Profesores de Asignatura para que realicen sus estudios, ya sea de maestría o doctorado. 

Adicionalmente en 2017, en colaboración con la Vicerrectoría Académica, continuamos apoyando el programa de Asistentes para el Fortalecimiento de la Calidad Académica (AFCA), el cual nació con la idea de someter a una autoevaluación estricta y rigurosa los planes de estudio y los procesos de mejora docente. La gran virtud del programa AFCA es que ha identificado claramente las áreas de oportunidad en las que hay que trabajar con firmeza y perseverancia.

En el mismo marco de la calidad y excelencia académica, el Programa de Académicos Invitados (PAI) ha brindado resultados que superan por mucho las expectativas planteadas. Los profesores del PAI se destacan por sus evaluaciones sobresalientes y los alumnos dan testimonio de haber recibido prácticas enriquecedoras y actuales para su vida profesional. Es una aspiración de FICSAC que este tipo de iniciativas incidan directamente en la calidad académica, y estamos en el camino de consolidar el programa e incorporarlo a otras áreas académicas de la Universidad, con la directriz de la Vicerrectoría Académica.

Con el fin de seguir abriendo nuevos horizontes de Excelencia Académica y Formación, con un profundo sentido de responsabilidad social, el Consejo Directivo de FICSAC dedicó ideas, creatividad, entusiasmo, experiencia y recursos para el desarrollo e integración de la nueva Escuela de Negocios. Una comitiva conformada por directivos de la Ibero y consejeros de FICSAC, visitamos diversas escuelas de negocios en España con la finalidad de conocer sus modelos educativos y de negocios, y explorar qué podríamos incorporar a nuestro proyecto. La visita fue todo un éxito, pues logramos sentar las bases para la firma de convenios de asesoría, acompañamiento e incluso programas de doble titulación.

En materia de investigación, en 2017 conocimos los avances científicos y metodológicos que han desarrollado los proyectos de Cátedras de investigación. Es un hecho que el trabajo colaborativo e interdisciplinar arroja resultados valiosos y positivos no sólo para la academia, sino para la sociedad en general que, ante los tiempos convulsos de nuestro país, reclama más y mejores soluciones a los problemas que como sociedad enfrentamos.

De igual manera, continuamos trabajando arduamente en las acciones de compromiso social, pues es un tópico relevante para la Misión de FICSAC y para el espíritu ignaciano de la Universidad Iberoamericana. En FICSAC, nos sentimos honrados de acompañar las iniciativas de la Rectoría beneficiando a los jóvenes estudiantes del programa “Si Quieres Puedes”, pero también apoyamos con gusto las actividades de las asociaciones estudiantiles, quienes son protagonistas en la vida universitaria.

También, en nuestro trabajo cotidiano, apoyamos incondicionalmente las acciones de vinculación en conjunto con la Dirección General de Vinculación Universitaria de la Ibero; particularmente, estrechamos lazos con el Centro de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial (CEDE) con el objetivo de impulsar y promover el trabajo de los jóvenes emprendedores.

Con respecto al patrimonio de nuestra Asociación, informaré que en términos generales tenemos una situación financiera saludable y estable. No obstante, he recibido el mandato por parte del Consejo Directivo que debemos de mantener nuestro patrimonio en términos reales y, para ello, tendremos que hacer los ajustes necesarios en nuestras finanzas y planes de inversión, además de reforzar nuestras actividades de procuración de recursos para lograr esta meta.

Dentro de las actividades que ya iniciamos para procurar fondos, hemos puesto en marcha el Centro de Donativos, el cual tiene el mandato de recaudar fondos vía telefónica y a través de medios digitales. Además, llevamos a cabo el sorteo de un automóvil, la cual resultó ser una experiencia de aprendizaje enriquecedora. Si bien, en términos económicos no obtuvimos los resultados esperados, observamos que debemos promover aún más la cultura de donación entre la comunidad universitaria.

2017 fue un año que, particularmente, nos condujo a reflexionar y a actuar con un profundo sentido de responsabilidad social. 32 años después del sismo del 19 de septiembre de 1985, el mismo día a la una de la tarde, la Ciudad de México fue sacudida nuevamente por un temblor que dejó terribles consecuencias. La ciudadanía y particularmente los jóvenes, hoy llamados “millennials”, dieron muestra de su capacidad de organización y deseo de salir adelante ante las tragedias naturales, poniendo en práctica sus conocimientos en redes sociales, para organizar las operaciones de ayuda y rescate y demostrar en las calles su solidaridad con las personas damnificadas.

Los jóvenes millennials son quienes ahora ocupan y transitan los salones y pasillos de la Ibero. Ellos hicieron patentes los valores jesuíticos que sustentan y dan sentido a nuestro actuar. A ellos nos debemos y son la fuente de inspiración que nos llena de energía para continuar enfocados en nuestra visión. 

Es importante señalar que todos estos esfuerzos se ven nutridos por el apoyo y la inspiración de muchas personas. Por todo lo anterior, quiero agradecer a los miembros de UIAC quienes me permiten participar y exponer activamente las iniciativas de FICSAC, pero sobre todo, les agradezco el respaldo que siempre le han dado al Patronato.

Agradezco particularmente al Padre Rector, Mtro. David Fernández Dávalos, S.J. quien en los últimos años ha guiado con amplia visión el rumbo de la Universidad, posicionándola como una institución de vanguardia y comprometida con la realidad social. Aprecio sobre todo su cercanía y la comunicación que mantiene con cada uno de los miembros del Consejo Directivo, y valoro aún más, la confianza que deposita en nosotros.

Agradezco a los equipos de Rectoría, la Vicerrectoría Académica, la Dirección General Administrativa, la Dirección General de Vinculación Universitaria y de la Dirección General del Medio Universitario, por la confianza, el apoyo y la disposición humana y profesional que siempre tienen hacia FICSAC.

Agradezco a todos quienes conforman y hacen al Patronato Económico y de Desarrollo de la Universidad Iberoamericana FICSAC. A los consejeros, asociados y amigos de FICSAC, les reconozco su compromiso, dedicación y cariño que le tienen a nuestro Patronato. Al equipo administrativo les aprecio su lealtad y eficiencia.

En FICSAC estamos orgullosos de lo logrado, pero sabemos que podemos conseguir aún más. México demanda cada día mujeres y hombres íntegros capaces de transformar responsablemente al país. Por ello, continuaremos acompañando a la Ibero para siempre garantizar que existan profesionistas que cumplan la proeza de estudiar en una institución de calidad y excelencia.

Atentamente,
Mtro. Pedro Padierna Bartning